Consorcio Montaña Central

Estás en: Vivir en la Comarca

Vivir en la Comarca

La comarca de la Montaña Central de Asturias está situada en la zona centro-meridional del Principado y está formada por los municipios comprendidos de Aller, Lena, Mieres, Morcín, Ribera de Arriba y Riosa. Abarca una extensión de casi 1.000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de 83.000 habitantes.

naturaleza2Es una zona privilegiada donde conviven desde hace siglos recursos naturales de alta calidad paisajística con actividades productivas perfectamente integradas en este suelo rural. Existe una marcada presencia humana, nacida al amparo de la explotación del carbón en los cursos medios de los ríos, que ha dado lugar a los principales asentamientos urbanos e industriales. Mientras que las montañas, lugar de nacimiento fluvial, conservan un bello paraje natural. Es un espacio rural que mantiene aún tradiciones antiquísimas y que supone un potencial turístico a desarrollar en el futuro.

La Montaña Central es uno de los espacios territoriales con mejores comunicaciones dentro del Principado de Asturias. Tiene enlaces directos por autopista, carretera y ferrocarril con el área central de la región y la Meseta.

La actividad económica de la comarca conserva una importante tradición agraria y ganadera, que durante más de un siglo ha sabido compenetrarse con la explotación de la principal industria extractiva, la minería del carbón. La pervivencia de estos sectores tradicionales ligados a la vida de la montaña, constituyen uno de sus principales atractivos. El comienzo de las actividades mineras a finales del XIX produjeron las principales transformaciones de ese sistema tradicional provocando la aparición de los principales núcleos urbanos en los cursos medios de los ríos. El crecimiento de los mismos sería constante durante la fase de crecimiento industrial.

La reducción de actividad del sector secundario ha supuesto una progresiva terciarización económica aunque la minería sigue teniendo importancia en la comarca.

El sector servicios acapara 62% del empleo comarcal frente al 23% de la industria, el 8,7% de la construcción.

El sector primario supone sólo el 5,4% del los puestos de trabajo de la comarca.

La Montaña Central conserva un rico patrimonio cultural acumulado a lo largo de los siglos. Existen importantes restos de asentamientos humanos de la época romana (Vía La Carisa). También a la época romana se remonta la llamada Ruta de la Plata, una gran vía de comunicación que permitía unir norte-sur toda la Península en un eje transversal de 800 kilómetros desde Gijón a Sevilla.

arquitectura2El municipio de Lena posee uno de los tesoros del Prerrománico Asturiano, Santa Cristina declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1985. La llegada de la Edad Media supuso la implantación del arte románico que tuvo un excelente vehículo transmisor por medio del Camino de Santiago. Diferentes iglesias de estilo románico se pueden admirar en la comarca como San Martino en Villayana (Lena) y Santa Eulalia de Ujo en Mieres. De visita obligada son las dos pequeñas capillas dedicadas a Santa María Magdalena y Santa Catalina, ubicadas en las faldas del Monsacro o Monte Sagrado en Morcín. Con el tránsito a la modernidad aparecieron las casonas señoriales que mostraban ante todo el cambio de mentalidad de las familias nobiliarias de la época. El valle de Cuna y Cenera (Mieres) es una excelenta muestra de ello.

El paisaje de la comarca también está salpicado por un importante conjunto de arqueología industrial que demuestra la importancia que la minería del carbón ha supuesto para la zona. Podemos destacar por su importancia el valle mierense de Turón.

En Mieres, dentro del valle del río Aller, se encuentra el poblado minero de Bustiello, Declarado Bien de Interés Cultural.

La comarca presenta en sus zonas montañosas, un importante conjunto de espacios naturales de gran riqueza paisajística y elevado valor ecológico, que la Administración regional se ha preocupado de regular para evitar su degradación medioambiental. Podemos destacar el Paisaje protegido de la Sierra del Aramo. Su paisaje se caracteriza por la abundancia de roca caliza, la ausencia de agua en superficie y la escasez de vegetación arbórea. En este espacio se encuentra la cima del Angliru, un duro y espectacular puerto de montaña que ha lanzado a la fama internacional al concejo de Riosa y a la comarca gracias a la llegada de la Vuelta Ciclista a España a esta mítica subida en tres ocasiones.

Destaca además el Paisaje protegido de Peña Ubiña, este espectacular paraje natural se extiende a lo largo de 132 kilómetros cuadrados por los concejos de Lena y Quirós, limitando al sur con la vecina provincia de León. El material calizo de su suelo ha levantado un macizo montañoso en el que destaca la presencia de Peña Ubiña (2.417 metros), la segunda cima más alta del Principado de Asturias. En las zonas más recónditas se pueden encontrar los típicos representantes de la fauna regional como osos, lobos, corzos, rebecos, nutrias y urogallos.

El Paisaje protegido de las Cuencas Mineras ha sido el último paraje que ha recibido protección por parte de la Administración regional (marzo de 2002). Ocupa una extensión de 100 kilómetros cuadrados a través de los concejos de Aller y Mieres en el Caudal y Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana en el Nalón. También podemos citar los Monumentos naturales del Tejo de Santibáñez de la Fuente y de las Foces del Pinu en el concejo de Aller.           



leader         feader          Ministerio de agricultura         Gobierno del principado de Asturias         cajastur